El Exilio Laredano (VI): Un hogar en Cataluña – Otras poblaciones

Por un error, hemos publicado la entrada El Exilio Laredano (VII) cuando estaba sin publicar el (VI). 

A fin de no discriminar a ninguno de nuestros vecinos acogidos ni a las poblaciones de acogida, procedemos a publicar, pidiendo disculpas por el error involuntario.

 

En localidades de las cuatro provincias catalanas, además de las ya indicadas, van a encontrar acogida los laredanos desplazados.

Para algunos, una sola localidad en esas tierras durante toda la estancia, mientras que para otros deberán recorrer varios destinos.

En la provincia de Lérida, en la localidad de Liñola, la familia Sotomayor Roseñada permanecerá desde su llegada en Septiembre de 1937, pocos días después de abandonar Laredo, hasta su salida al exilio en enero de 1939

También en Lérida, La Seu d’Urgell acogerá a la familia Santisteban Castillo cuando el padre recupera su trabajo de cartero. Allí coinciden con el Veterinario Justo, amigo de La Pesquera. Cuando a Justo le trasladan a Puigcerdà, padre e hijo mayor de los Santisteban se desplazan a esta localidad gerundense, mientras el resto permanece en la Seu d’Urgell.

Gerona capital acogerá a la familia Cusidor Zumel cuando son expulsadas de Francia donde ya estaban instaladas en la costa atlántica, hasta que la familia que las había acogido las reclamó, regresando a Francia antes de la caída, como hicieron con el resto.

Y en la gerundense Sant Hilari Sacalm permanecerán en principio Lorenza Beci y la familia de su amiga Pepita Rocillo.

Cuando el marido de Pepita es herido en Barcelona, su familia se desplaza a esta capital, mientras Lorenza y su hijo se trasladarán a Santa Coloma de Queralt, Y en la tarraconense La Bisbal del Penedès vivirá su experiencia catalana la familia Nates Gallo.

En la capital, en Tarragona, permanecerán hasta el fin de la guerra las familias Gutiérrez Maza y Peña Maza, mientras que en varias localidades de esta provincia lo harán los San Emeterio Somarriba.

Además de la familia de Pepita, en Barcelona ha estado un buen tiempo, en Montjuic, la familia Trueba Martínez, desde donde  se desplazan también hasta donde  se encuentra la madre de los Trueba, en Santa coloma de Queralt.  De esta localidad saldrá, dejando allí a sus hijos y nieta, Juana Izaguirre, para unirse con su marido Agustín Puente en Igualada. Lo contrario que los Lastra Bustamante y sus familias, que primero están en Igualada para de ahí pasar a Santa Coloma de Queralt.

En la barcelonesa Vich permanecerán familias como las de Aja Cavada y Fernández Villegas. Y de la también barcelonesa Prat de Llobregat volverá a Laredo Mena Camino con su hijo y posiblemente alguna otra amiga, después de haber estado en Santa Coloma de Queralt.

Y también de aquella localidad, camino del norte hacia la frontera, saldrán para estar hasta la salida final en Torellò varios laredanos, entre ellos las de las amplias familias Trueba Aja y Tocornal Gutiérrez.

Hasta aquí las localidades en que hemos podido encontrar presencia de laredanos en Cataluña, basándonos en el testimonio de protagonistas o familiares de éstos, siendo posible que existan otras que no nos han relatado, de la misma manera que habrá más laredanos desplazados de cuya existencia no hemos tenido conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s