El Caso Almería: 37 años de impunidad e injusticia.

Excepcionalmente, voy a utilizar una de las entradas de esta publicación para realizar un pequeño homenaje a las víctimas de uno de los casos que recuerdo con más estupor y con el que la actual democracia tiene uno de sus puntos más negros.

El honor de las víctimas requiere una reposición y la sociedad necesita una explicación más creíble que la que se dió en su día y aún hoy constituye la versión oficial.

Sería una buena ocasión para convencernos de que estamos en una democracia real.

Conocí a Luis Montero en aquellas asambleas del metal para la discusión del convenio del sector en 1978. Me causó una buena impresión: era un buen tipo, franco, directo y muy comprometido.  En mi efímero paso por la Secretaría de Organización de la Federación del Metal de CC.OO. de Cantabria tuve la oportunidad de profundizar en el trato con él, confirmando mi primera impresión. Mi promoción dentro de la organización sindical y mi cambio de domicilio a la capital hizo que el trato fuera más frecuente. Coincidíamos, además, en la militancia política y el trato se hizo muy frecuente. La misma conclusión: un buen tipo.

casoalmeria1

Luis (M), Juan y Luis (C)

Pronto coincidimos también en la noche santanderina y Luis (Montero) me presentó a sus mejores amigos: Luis (Cobo), alegre y extrovertido, con el que rápidamente tomé confianza y Juan (Mañas), más joven y retraído, pero no por ello menos apreciado.

Supimos todos de su viaje a Almería porque lo habían anunciado a los cuatro vientos: Juan, al que el servicio militar primero y su trabajo después habían traido a esta región, conocía a las familias de ambos Luis, que le habían acogido como un familiar más y ahora su familia podría corresponder con ellos, alojándoles en su casa y haciéndoles partícipes de un evento familiar, íntimo, en los que iban a ser unos familiares más. Era la forma de corresponder de los Mañas al trato dado a su hijo.

El amanecer de aquel 10 de mayo truncó aquel evento familiar y puso un nudo en la garganta a cuantos les conocíamos.

La noche santanderina que ellos compartían se ahogó en un sollozo colectivo: nos les había arrebatado. Recuerdo el llanto incontenido de Lilí, la buena amiga de Luis Cobo primero y de los tres seguidamente. Ella también iba a emprender el viaje con ellos, pero la denegación de permiso laboral la dejó en Santander. Lágrimas y frustración por no haber podido compartir el viaje con ellos; lágrimas e impotencia porque no había explicación a esas muertes. Los detalles escabrosos de la sucesión de los hechos aumentaron la impotencia y la indignación: si ninguna persona  merecería un final como el suyo, nosotros sabíamos que nuestros amigos no podían levantar las “sospechas” alegadas para su detención y escarnio.

Desde las organizaciones a las que pertenecía Luis (Montero) también intentamos profundizar y encontrar explicaciones allí donde podías darse, encontrando el muro más alto de opacidad y silencio: las cloacas del Estado había actuado una vez más y habían ahogado en su propio fango la credibilidad y la transparecia.

37 años después algunos, ilusos de nosotros, seguimos esperando explicaciones.

José Luis Pajares Diego               

 

P.D.

El próximo jueves 10, a las 7,30 de la tarde, el Parlamento de Cantabria y el Colectivo Desmemoriados. Memoria Colectiva de Cantabria han organizado un Acto de homenaje en la sede del Parlamento.

Es el primer acto de reconocimiento que conozco de una instancia oficial y lo considero un buen paso.

El colofón debiera ser una resolución de esa institución exigiendo al Gobierno del Estado el reconocimiento de Luis Montero, Juan Mañas y Luis Cobo como víctimas de terrorismo de estado y compensando a sus familias como se hace con otras víctimas.

Foto de Desmemoriados. Memoria colectiva de Cantabria.
MAY10

La memoria es Dignidad. Caso Almeria

Público

 

 

            

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s