Historia nº 8: La “abuela” Rosa

 

A los noventa años, Ramiro Santisteban aún recuerda con desolación el día que él y su familia tuvieron que abandonar su tierra natal huyendo de las tropas nacionales. Acogidos por el país galo, el ejército francés le alista en sus filas junto a su padre y a su hermano cuando estalla la Segunda Guerra Mundial y le traslada en tren al norte de Francia. Es en ese lugar donde los tres caen prisioneros de los alemanes y son conducidos al campo de exterminio nazi de Mauthausen, en Austria. Allí, Ramiro asiste a escenas que jamás podrá olvidar: el horno crematorio siempre humeante, castigos constantes a los prisioneros judíos, cámaras de gas de donde los compañeros nunca salen, humillaciones, vejaciones sufridas en carne propia, hambre, dolor, enfermedades y una sola idea en mente: sobrevivir. Cinco años después, cuando por fin él, su padre y su hermano son puestos en libertad, el padre muere en París con los pulmones destrozados. Manuel, su hermano, decide pasar la frontera ilegalmente e ir al encuentro de su madre, pero es acribillado a balazos por la guardia civil.
La suerte de Ramiro es otra. Destrozado por el dolor de una vida deshecha y por la muerte de los suyos, trata, como puede, de iniciar un nuevo periodo de su vida en París. Conoce a Niní, una funcionaria del Ministerio de Justicia por cuyas manos pasan los expedientes de los criminales nazis. Junto a ella, consigue borrar el dolor de tanto sufrimiento para así poder iniciar una nueva vida.
Del resumen de AMANECE EN PARÍS

 

Amanece en París, de la editorial Temas de hoy (2010) es un libro de la escritora y periodista Paloma Sanz, basado en los recuerdos de Ramiro Santisteban, laredano superviviente del Campo de Exterminio de Mauthausen.

Frente a la dureza de la mayor parte de la publicación encontramos dos momentos donde el protagonista viva una etapa dichosa: una se refiere al momento en que conoce a su esposa Niní, que va ser a ser un bálsamo para sus experiencias con los alemanes y la separación de los suyos y la otra la encontramos en los inicios del relato cuando Ramiro nace en La Pesquera y dura hasta el sobresalto de la rebelión militar y el inicio de la guerra civil que terminaría con su exilio.

Desde el momento en que Ramiro va a nacer surge un personaje cercano y tierno que forma parte de la familia.

Se trata de Rosa, una tía de Silvina, la madre de Ramiro, que la ha criado en su pueblo desde que quedó huérfana y la ha instruido para enfrentarse a la vida y al trabajo. De ella se dice que es soltera y huérfana, como Silvina.

Rosa ejerce como la abuela de la casa, asistiendo a Silvina en sus múltiples partos, cuidando a su extensa prole mientras Silvina atiende su negocio de fonda y alojamiento y preparando las meriendas en las excursiones que puede disfrutar la familia.

Cuando la familia deja La Pesquera camino, primero de Cataluña y más tarde del exilio francés, Rosa va con ellos y será un puntal indispensable para Silvina, especialmente cuando viene la separación del marido y los dos hijos mayores y cuando vuelve a Laredo y tiene que empezar de cero.

Muere pocos años después del regreso Rosa, mayor y cansada de sus avatares y los de los suyos.

Para satisfacción de los descendientes de la familia, hemos conseguido identificar a la abuela Rosa.

Natural de Liendo, donde había nacido en octubre de 1866, había enviudado cuando acoge a su sobrina Silvina.

Su nombre era Rosa Ortiz Gil.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s