El Penal de “El Dueso” (Santoña)

Este centro penitenciario, construido a principios del siglo XX, durante la República había sido utilizado como Colonia Penitenciaria y en él estuvo Sanjurjo tras su fallido golpe. El Penal fue tomado el 25 de agosto de 1937 por las tropas facciosas.  Tras la rendición de los milicianos nacionalistas vascos a los rebeldes en Santoña, toda la villa fue un lugar de detención. Se establecieron cuatro campos en Santoña: Penal del Dueso, Instituto Manzanedo,  Cuartel de Infantería y el Fuerte de San Cristóbal. Encerraban  unos 1.200 prisioneros. En las cercanías hubo otros campos de prisioneros: En Laredo en los locales de las escuelas y diferentes edificios del pueblo con 8.000-9.000 prisioneros— y en diversos edificios en Castro, otros 10.000 prisioneros.Uno de esos campos de concentración se instaló en el antiguo colegio Barquín, hoy el IES Ataulfo Argenta.

Considerada una de las cárceles más duras de las represión franquista, junto a las de San Marcos en León y el Puerto de Santa María en Cádiz, éstas son algunas de las afirmaciones de los que pasaron por sus celdas:

  • El penal estaba cercado por un largo muro, formando una periferia irregular. Por encima de él se veían las garitas de los centinelas. En el centro se levanta el viejo edificio carcelario, llamado allí Periodos, compuesto en su interior de lúgubres celdas en los laterales de las galerías, formando calles en la planta baja y en varios pisos encima. A su alrededor hay otros pabellones nuevos, sin celdas, compuestos de salas amplias con grandes ventanales y varios pisos.  Entre estos edificios y el muro exterior hay una  extensión de terreno cultivable de varias áreas, pertenecientes al penal. Si nos situamos en el centro de la penitenciaría, de espaldas al monte y al mar, tendríamos detrás de nosotros la montaña del cabo, interpuesta entre el penal y el mar Atlántico; a nuestra izquierda, la bahía de Santoña, siguiendo una montaña de bastante altura; enfrente, una extensión de tierra baja de cultivo, muy fértil, cortada a los lejos por gran masa de montañas; por nuestra derecha, veríamos otra bahía, una playa y el cementerio del penal…
  •  La comida era fatal. Por las mañanas un cazo de caldo de simiente de algarroba molida y hervida la harina, o de huesos de animales cocidos, a lo que llamaban café. Los primeros sólo eran parecidos a éste último en el color, los segundos, en nada, y aparecía por encima una capa blancuzca maloliente de gusanillos. Al mediodía, otro cazo de caldo de lechugas hervidas, de coles, de remolacha o zanahorias, sin aceite, con mucha suciedad de tierra, algún animalejo cortado, como babosas, y otras cosas repugnantes, y otro igual por las noches. Esta bazofia parecía en el plato agua sucia de fregar, pero ante tanta hambre, se engullía sin reparos. Patatas, cereales, legumbres, no aparecían por ninguna parte. También el pan estaba de allí ausente; cuando lo daban, consistía en una borona de maíz del tamaño de un huevo de gallina para todo un día. Pero repetidas veces las suspendían durante periodos de 30, 40 y hasta 90 días, sin este pan siquiera….
  • Había en aquel penal varios guardianes, que por su saña maligna contra los presos, éstos tenían motejados a todos ellos: El Rápido, el Alemán, Pescadilla, el Chato de Laredo o Quinoya. Este último era el más sobresaliente en maldad…

 

  • La miseria era tan abundante que tuvieron que instalar una cámara de desinfección. Aquella hacinación producía la abundancia de piojos, chinches, pulgas y ladillas. Era obligatorio que los grandes ventanales, a la altura de alrededor de un metro del piso de las salas, estuvieran abiertos de par en par día y noche, tanto en el buen tiempo como en el malo Aunque esto era una medida de higiene, tan incompleta y en la forma que se hacía, lejos de cortar la proliferación de los parásitos, producía resfriados, bronquitis y pulmonías que, en muchos casos, terminaban con el débil soplo de vida de los más depauperados…

En 1938 y 1939, celebrados ya los consejos de guerra, El Dueso, retuvo 3.110 presos en 1938 y 3.342 en 1939, hacinamiento, además de lo común de las cárceles como era el hambre, la falta de higiene, las enfermedades…

El mayor número de los reclusos de este penal eran sentenciados a pena de muerte por fusilamiento en espera de su traslado a Santander para ser ejecutados al día siguiente. De la prisión del Dueso y bajo la custodia del jefe del piquete de ejecución, salían en camiones y eran conducidos a la tapia del cementerio de Ciriego de Santander, para su ejecución y posterior “desaparición”. En el mismo penal también se ejecutaba por medio de garrote vil. Calculan que en El Penal de El Dueso se ejecutaron más de un millar de sentencias de muerte.

En el caso de los laredanos, prácticamente todos los condenados a muerte en Juicios Sumarísimos pasaron por el dueso antes de ser trasladados a Santander para ser ejecutados en Ciriego.

Excepción de la regla anterior son los ejecutados por Garrote Vil, 6 en total, como queda dicho en otra entrada de esta publicación, que fueron trasladados a la cárcel de Larrinaga (Bilbao).

Dos laredanos fueron ejecutados en la vecina playa de Berria, Ángel Montes Luengas Manuel Gárate Camino.

En diciembre de 1938 hay un traslado de decenas de presos de la Cárcel del Partido Judicial de Laredo al Dueso, la mayor parte de ellos para ser trasladados a cumplir sus respectivas condenas en León, en Las Cárceles de La Bañeza o Astorga, previo paso por San Marcos, en la capital. En menor medida, parte de esos trasladados lo fueron como paso previo a su traslado a Santander, casi siempre a la Prisión Central de Tabacalera.

De los expedientes  de condenados que hemos podido estudiar, sólo hemos conocido que cumplieran sus condenas en El Dueso los trasladados de prisiones de otras provincias y que finalmente se quedaron en Laredo siendo acogidos como nuevos vecinos.

3 comentarios sobre “El Penal de “El Dueso” (Santoña)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s