Historia 6: La identificación de un miliciano fallecido.

Una de las fuentes con las que comenzamos nuestro trabajo de identificación de víctimas consecuencia del levantamiento militar contra el régimen legalmente establecido fueron los textos previamente publicados.

Encontramos una publicación en la que se recogen los fallecidos de Laredo, en ambos bandos y en diferentes formas de muerte.

Entre los caídos en el frente del bando republicano, encontramos dos referencias:

¿Alonso? …, Dionisio (“Nisio”): vecino de Laredo, fue voluntario al frente con los republicanos y murió en el frente de Vizcaya (testimonios de varios vecinos).

¿Alonso? …, Hipólito (“Poli”): hermano del anterior, vecino de Laredo, fue voluntario al frente con los republicanos y murió en el frente de Vizcaya (testimonios de varios vecinos).

República, Guerra Civil y Posguerra en Laredo, Colindres y Liendo (1931-1947)
Fernando Obregón Gottayola, 2009

Alonso es un apellido común,  pero no nos desanimó en el propósito de buscar más datos sobre estos hombres. Llegamos a un mote familiar (¡que sería de Laredo sin sus motes!) y fuimos a por el emblema de los Alonso, en Laredo, José “el de Quitolis”; con el que ya habíamos hablado de otros casos o del Laredo de la Guerra Civil: “en mi familia no hubo fallecidos en el frente”, nos aclaró con la convincente fuerza de su lúcida memoria.

Al parecer, Dionisio convivía con una joven laredana que estaba embarazada. Tenía ya el permiso para bajar a casarse y no pudo llegar a hacerlo.

Localizamos a su hijo, que sólo sabía el nombre de pila y al que siempre le habían orientado hacia los Alonso como familia de acogida de su padre que era acogido y del que desconocía sus apellidos mostrando su deseo de poder llegar a conocerlos.

Y por fin llegaron las reuniones con Manuela, 94 años en las dos primeras, (¡cuantos casos nos ha resuelto: un dia tendremos que hablar sólo de ella”). En la tercera, los 95 ya cumplidos, tuvimos una nueva sesión de la película de su vida, de sus recuerdos. Y salió la frase: “también murieron TRES de los de Quitolis”:

Pr: ¿Alonso …? ¿de los de Alonso …?

Resp: Noooo, de los de la mujer de Lirón, la suegra de …

Pr: ¿Eran tres hermanos?

Resp: Creo que no, dos eran hermanos. Espera…, uno era un recogido. De la mujer de Lirón murió un hermano y otro recogido en la familia. El otro creo que podría ser primo.

Quitolis era un laredano soltero, pariente de José, de apellidos Alonso, pero también Nates (desconocemos el orden) y todos sus sobrinos eran los de Quitolis, dando lugar a esta confusión en los datos.

Identificamos a Hipólito Izaguirre Nates y Eusebio Castillo Nates, cuyos abuelos maternos eran hermanastros (Eusebio suponía una nueva víctima contabilizada). De Dionio, sólo  la familia de acogida, parece que ahora sin errores.

En una de nuestras visitas al Archivo Municipal de Laredo, encontramos una recogida de datos de 1935 de la Familia Izaguirre Nates, con la nómina de todos los miembros de la vivienda que ocupaban, entre ellos Dionisio Justo López, 06-12-18, (acogido).

Inenarrable la emoción del hijo póstumo de Dionisio al comunicarle los verdaderos apellidos de su padre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s