Historia 4: Niños de Moscú por unas horas

Goyo y Marcelino no entienden nada pero se lo pasan muy bien. Goyo hará 12 años en unos meses, pero Marcelino aún no ha cumplido 8. Son los menores de los 7 hermanos que “salieron adelante” en una familia que había tenido 12.

Cuando se produce la sublevación militar contra el régimen establecido sus dos hermanos mayores se han alistado voluntarios en la milicia. El mayor, Ángel, activo militante anarquista en Laredo, se une al Batallón Libertad de la CNT y alcanza el grado de Capitán. Defendiendo el último bastión del frente Norte, Asturias, cae abatido en Octubre del 37. El segundo, José, aunque no es militante, se alista en batallones comunistas y tiene mejor suerte al lograr salir hacia Francia para seguir combatiendo en zona republicana, en Cataluña. Acabará exiliándose a Francia

Cataluña. Allí está el resto de la familia. La madre, dirigente comunista en Laredo, y el padre, militante de base de la CNT. Mucha significación política para lo que se avecina. Así que la familia es evacuada de Laredo para vía Francia, ponerse a salvo a esperar mejores tiempos en Cataluña, siendo de las primeras familias en seguir este destino. El La Garriga (Barcelona), localidad de acogida de muchos republicanos de otras regiones, son acogidos. Completa la expedición las e hermanas de la familia, mayores que nuestros protagonistas.

Los niños son escolarizados en una de las colonias escolares que el gobierno de Cataluña ha puesto en marcha para los niños refugiados y en ella predominan niños cuyos padres han fallecido o aquellos que han perdido el contacto por las vicisitudes de la guerra.

La tropas franquistas avanzan y todo hace prever una pronta caída de Cataluña y su Gobierno, antes de abandonar camino del exilio la región, prepara la evacuación de los más vulnerables: los niños.

Aquella mañana de mediados de enero todo era ajetreo en la colonia escolar y aquello resultaba divertido a los niños que son conducidos a un tren preparado para su evacuación hacia la Unión Soviética. Y nuestros hermanos entre ellos, que no son conscientes que pasa hasta que el tren calienta motores y comienza a moverse. “Madre, madre, que nos llevan” consiguen gritar los niños, alertando a su madre y sus hermanas que estaban próximas al tren y logran sacarlos por las ventanillas con tren ya en marcha.

  • La Ciudad Condal cayó sin resistencia y la derrota militar trajo consigo el exilio de centenares de miles de personas que tuvieron que cruzar la frontera francesa.

Entre los que salieron hacia Francia no estaba nuestra familia. El día 29, tres días después de la caída de la capital, los aviones alemanes bombardean contra la población civil, causando varios muertos. Entre ellos, su hermana Juanita, con 15 años. Otra hermana, Ángeles, recibe el impacto de la metralla en su espalda y piernas mientras Goyo y Marcelino, “caen rebotados y desnudos por el efecto de la descarga”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s